Un sendero adaptado en Los Pirineos

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Un sendero adaptado en Los Pirineos

Concretamente a las afueras de Torla (Huesca), en pleno Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Allí, en el centro de interpretación del parque, construido sin ningún tipo de barreras arquitectónicas, empieza una visita de esas que dejarán sin aliento… por todo lo hermoso que allí espera: nada menos que los impresionantes Pirineos.Sendero accesible en el parque nacional de Ordesa

Al pasar por el centro de interpretación del parque, sí se va hasta allí con vehículo propio, no hay que olvidarse de pedir la tarjeta acreditativa que facilitan. Este documento será el salvoconducto para que, en el puesto de control de entrada al propio parque, levanten la barrera y se pueda acceder así con vehículo propio hasta el mismo comienzo del sendero.

La senda

El camino adaptado se extiende durante casi dos kilómetros. Discurre en paralelo al valle y al río Arazas. Según los responsables de la infraestructura “tiene como objetivo acercar lo mejor de la naturaleza aragonesa a un colectivo de personas disminuidas físicamente cuyas posibilidades de disfrute en el medio natural se ven muy limitadas, dadas las accidentadas características del relieve montañoso y la falta de accesos habilitados”Un sendero accesible en Los Pirineos

Antes de acercarse hasta allí, quizás no estaría de más llamar al teléfono de información del parque. Hay unas sillas todoterreno adaptadas llamadas Joëlette, que se pueden utilizar haciendo la reserva con antelación. Lo malo es que no sirven para cualquier discapacidad, de ahí que sea mejor informarse antes.

La senda, que termina en una explanada panorámica con vistas sobre las montañas, está muy bien señaliza y atraviesa un hermoso hayedo. Es todo un paseo por el mundo de las sensaciones… por lo que, quizás, lo mejor que se pueda hacer es olvidarse de las palabras y dejar que los sentidos nos empapen. Allí encuentra uno mil sensaciones con las que disfrutar.

El recorrido por el sendero adaptado del valle de Ordesa nos permite descubrir la rica vegetación de este valle del Pirineo de Huesca -el camino cruza un bosque de ribera y un bonito hayedo-. También, admirar las espectaculares y escarpadas paredes del que se alzan aquí y allá, resultado de la erosión del hielo de los glaciares pirenaicos durante miles de años.Sendero accesible parque nacional de Ordesa

El final del recorrido queda en una amplia zona de descanso, a la altura del circo de Cotatuero. Mirando hacia arriba podemos observar los escarpados contrafuertes del Gallinero y del Fraucata. También, las agrestes laderas del circo de montañas que encierran al valle y la cascada de Cotatuero, que, con un salto de 200 metros, es una de las más altas del Pirineo. Allí mismo encontraremos la cafetería-restaurante de La Pradera de Ordesa, donde hay servicios adaptados para discapacitados.

Pepe Varela

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú