Una chef repostera -y de talla mundial- en silla de ruedas

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Una chef repostera -y de talla mundial- en silla de ruedas

Claudia Regina Ramírez ZeaY no una chef repostera cualquiera. Se llama Claudia Regina Ramírez Zea y, el año pasado, representó a su país (Guatemala) en la Copa del Mundo de Repostería que se celebró en Lyon (Francia). Ella fue la primera chef discapacitada que participó en este muy prestigioso concurso sin recibir ayuda alguna… derivada de su discapacidad.

Experta en chocolate, y de espíritu enérgico, alegre y emprendedor, Claudia Regina pudo fundar su propio negocio gracias a la ayuda económica de unas monjas carmelitas. Fue la salida profesional que la repostera encontró después de que allá por el año 1987, Claudia sufriera un accidente que la dejó postrada en una silla de ruedas. Desgraciadamente, y mientras esperaba el autobús, Claudia se encontró en medio de un tiroteo entre la policía y un ciudadano de los EE UU. Una bala perdida, aparentemente disparada por el estadounidense, atravesó la espalda de Claudia.

Como parte del proceso de rehabilitación, la repostera pasó un tiempo en Chicago (Estados Unidos) -la embajada norteamericana en Guatemala se hizo cargo de los gastos de la rehabilitación-. Según cuenta la protagonista, se apuntó a un curso de repostería como terapia para distraerse. Con unos moldes que le compró su madre, comenzó a elaborar casitas de chocolate… cada una de ellas de diferentes tamaños y estilos, algo poco habitual dentro del oficio. A esos inicios chocolateros en Chicago, siguió un periodo de formación en Alemania. Allí la repostera acabó por enamorarse del producto (el chocolate) y del oficio (la respostería).

Claudia, sobre el concurso de Lyon, recuerda que, antes de viajar, le avisaron que no le iban a dar ninguna ventaja con respecto al resto de participantes, por el hecho de ser discapacitada. Ella sólo pidió dos: una rampa de acceso y que la puerta de la cocina tuviera 80 centímetros de ancho, para que pudiera entrar con su silla. No ganó… pero su tesón hizo que todos la reconocieran, además de por ser una excelente repostera, por ser una verdadera luchadora.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú