Día del Libro y discapacidad

  1. Inicio
  2. Ocio adaptado
  3. Día del Libro y discapacidad

Isabel Ansón con su hijo JaimeIsabel Ansón es la madre de Jaime, un niño zaragozano de 8 años… un niño que nació prematuro y con tan sólo 620 gramos de peso. Isabel Ansón también es autora de La Carrera de la Vida, un libro cuyas páginas relatan la historia de Jaime, el tesón de unos padres y el trabajo de unos médicos para sacar adelante a Jaime. Con su libro, Isabel pretende conseguir fondos para que el Hospital Miguel Servet de Zaragoza, donde nació Jaime, pueda adquirir la máquina que el niño necesita para su rehabilitación… y que, por ahora, sólo existe en Zaragoza y Guadalajara, por lo que Jaime sólo puede seguir el tratamiento con una periodicidad quincenal (lo ideal sería que Jaime pudiera recibir, cada día, su tratamiento). Gracias a esta instalación, de electroestimulación, Jaime ha podido comenzar a hablar, además de haber mejorado su equilibrio y tener más iniciativa. Además, todos los días, Jaime asiste a sus clases, en un colegio de educación especial llamado Alborada. Aquí Jaime está aprendiendo a desenvolverse en las tareas de la vida cotidiana.

La Carrera de la Vida REHATRANSEl protagonista de La Carrera de la Vida, afectado de parálisis cerebral, padece de discapacidad motórica y sensitiva, que afecta a un 80% de su cuerpo. En palabras de la autora “el libro es para mí, por mí. Necesitaba sacar de mis adentros lo que hemos sufrido y pasado con Jaime”. Isabel quiere que el libro sirva, también, para demostrar, a otras familias con hijos afectados con algún tipo de discapacidad “que se puede salir adelante, aunque hay que trabajar mucho”.

La Carrera de la Vida, un libro recientemente presentado y al que se le quiere dar una especial relevancia con ocasión del Día del Libro, empieza por contar lo que fueron los 15 meses que Jaime pasó en la UCI del Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Durante ese tiempo, Jaime tuvo que superar múltiples infecciones, un coma, una traqueotomía y una sonda nasogástrica.

Por fin en casa

Una vez que Jaime pudo abandonar el hospital, y llega a su casa, comenzó una nueva etapa para él y para su familia. En este nuevo periodo, Jaime tuvo que seguir superando obstáculos… entre ellos, una displasia broncopulmonar grado 4. Los médicos dijeron que era de los primeros niños prematuros que sobrevivían a esta enfermedad.

En la actualidad, Jaime, que tiene un 86 % de discapacidad y una ceguera importante, tiene una vida normal y está logrando, con su lucha y la de su familia, los objetivos que los especialistas vaticinaron que no alcanzaría… y que está alcanzando.

Pepe Varela

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú