Badenes: un peligro para las sillas de ruedas

  1. Inicio
  2. Movilidad
  3. Badenes: un peligro para las sillas de ruedas

Badenes que se saltan la norma REHATRANSY no sólo para las personas con discapacidad que se mueven en silla de ruedas. También para otros colectivos, como personas mayores, motoristas… Los badenes -también llamados lomos de burro o guardias tumbados– suponen, según Famma, “un peligro importante”. Según la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de la Comunidad de Madrid (Famma-Cocemfe Madrid), resulta muy común que los badenes o “resaltes y bandas transversales no cumplan con la normativa vigente y supongan un peligro para los conductores de vehículos y sus acompañantes, especialmente para aquellos turismos en los que viajan personas con discapacidad y/o movilidad reducida, mayores o motoristas”.

Evidentemente, no estamos hablando de un problema nuevo. Ya en el año 2008, Famma recordaba cual era la legislación, al respecto y en aquellos momentos, en torno a estos elementos de seguridad en la vía pública…y, también, que había un plazo de dos años (en aquellos momentos) para eliminar los badenes de las vías públicas españolas. O sea, que para el año 2010 ya debían de haber sido eliminados todos estos resaltes. Sin embargo, estamos en Badenes que NO CUMPLEN la norma REHATRANSel año 2016 y, no es que aún no se ha hecho nada al respecto… es que, ni siquiera, y en muchos casos, se cumple la normativa sobre badenes que establece que “que el modelo de los reductores de velocidad será una plataforma trapezoidal de 10 centímetros de altura como máximo, con un máximo de cuatro metros de largo y unas rampas de subida y bajada de entre uno y 2,5 metros, dependiendo del límite de velocidad existente”. No hay más que salir a la calle para comprobar que son muchos los badenes que no cumplen estas normas…lo mismo que otras sobre drenaje, señalización o coeficiente de fricción.

Mario García, actual presidente de Cocemfe, cuyo mandato al frente de la asociación expiraráBadenes que no cumplen la normativa REHATRANS el próximo mes de junio, señalaba, en una entrevista, que “muchos badenes son perjudiciales para personas con discapacidad o mayores que tienen dolencias graves de espalda o un organismo delicado”. De momento, poco o nada se ha hecho para modificar la situación vigente y, aún hoy, y tal y como apuntaba García en esa misma entrevista “hay una gran número de badenes ilegales en nuestras calles que perjudican directamente la salud de muchas personas durante sus desplazamientos”.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú