Por el Día de las Personas con Discapacidad

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Por el Día de las Personas con Discapacidad

BARRERAS ARQUITECTONICAS REHATRANS DISCAPACIDADEste es el motivo por el cual Ángela Rodríguez Bonachera, una redactora del diario El Español, decidió subirse a una silla de ruedas y contar su experiencia a los lectores de su periódico. Su idea era simple: llevar, exactamente, la vida que lleva cada día… pero hacerlo desde una silla de ruedas. De este modo, la redactora pasó un día por las calles, edificios y medios de transporte de Madrid, pero sin utilizar sus piernas. ¿Su conclusión? “me sentí como en una ratonera. Es difícil expresar lo que se te pasa por la cabeza cuando, después de un esfuerzo enorme para llegar al que parecía que era tu destino, tienes que dar la vuelta porque por ahí no puedes pasar”.

BARRERAS ARQUITECTONICAS REHATRANS DISCAPACIDAD

Por poner sólo dos ejemplos, cuando no era un escalón de diez centímetros era una columna que alguien había decidido poner justo ahí. El caso es que Ángela, desde su silla de ruedas, se encontró con un gran número de obstáculos en los que antes no había pensado. Según escribió la periodista en la crónica que, después, se publicó en las páginas del periódico “mi sensación, durante todo el día, fue que la ciudad estaba llena de trampas y que a nadie parecía importarle que miles de personas no pudieran hacer su vida con una cierta normalidad. No es victimismo, es una necesidad”.BARRERAS ARQUITECTONICAS REHATRANS DISCAPACIDAD

En su casa, hay rampa de acceso, así que el comienzo del día de Ángela pareció empezar bien. Sin embargo, no tardarían en aparecer un montón de obstáculos sin fin: los cajeros automáticos están instalados tan altos que apenas logra rozar los números (tampoco puede entrar en la sucursal, pues hay escalones que se lo impiden); casi no hay tiendas en las que pueda entrar (farmacias incluidas); la gente mira, se lamenta de su situación, pero nadie la ayuda a superar un escalón; en la estación de Metro la máquina para recargar el abono es inaccesible y el ascensor, sin indicación y estropeado… Y así todo un día que a Ángela se le hizo eterno y cuyo desarrollo puedes seguir aquí.

También puede interesarte:

-Las bodegas de Rueda sin barreras

–Conviviendo con la discapacidad en Barcelona

REHATRANS

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú