Una terapia celular para pacientes de ELA

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Una terapia celular para pacientes de ELA

Se trata de un ensayo clínico que, empleando la terapia celular, intenta buscar un tratamiento eficaz contra la esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Este ensayo está financiado con fondos de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía y el Instituto de Salud Carlos III (en total 500.000 euros). Además, el programa cuenta con la participación de los hospitales públicos andaluces Regional Carlos Haya, Puerta del Mar de Cádiz, Reina Sofía de Córdoba y Virgen del Rocío de Sevilla.

En total, son más de 500 los profesionales sanitarios andaluces que participan en el ensayo. A todo esto, hay que añadir que se trabaja con 33 pacientes voluntarios procedentes de las provincias de Córdoba, Málaga y Sevilla (a los que se sumaran otros cuatro pacientes procedentes de Cádiz). El objetivo de este trabajo de investigación es evaluar la seguridad del tratamiento con células madre procedentes de tejido adiposo (grasa) que se infunden al propio paciente. También se estudia su tolerabilidad y eficacia.

En estos momentos, el ELA no tiene cura, por lo que todas las investigaciones que se hacen para encontrar una tienen una más que vital importancia. La ELA afecta sobre todo a adultos de entre 40 y 70 años; cada año se diagnostican unos 900 nuevos casos en España.

Sobre si las terapias celulares tienen efectos neuroprotectores y antiinflamatorios sobre los pacientes de ELA, la ciencia ha ido encontrando respuestas. Según el investigador Salvador Martínez, del Instituto Neurociencias de Alicante (centro mixto de la Universidad Miguel Hernández de Elche y el CSIC) “hemos demostrado que hay un efecto de neuroprotección. Es decir, hay más neuronas motoras espinales en los segmentos medulares en los que hemos trasplantado las células “. Además, también se ha comprobado que las terapias celulares reducen, mucho, la médula espinal y esto hace que las neuronas espinales y los axones de las neuronas piramidales que atraviesan la zona trasplantada experimenten mejoras claras. Según Salvador Martínez “así conseguimos un efecto combinado: neurotrófico y antiinflamatorio”.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú