¿Qué adaptaciones de vehículos son las más comunes?

  1. Inicio
  2. Movilidad
  3. ¿Qué adaptaciones de vehículos son las más comunes?

O, ¿puedo adaptar mi coche o necesito comprarme uno? Estas son algunas de las preguntas más habituales que, ante una situación determinada, suele hacerse quien tiene la necesidad de tener un vehículo adaptado para una persona con discapacidad.

Uno de cada cinco hogares

No es algo tan infrecuente. Si miramos a nuestro alrededor veremos que son muchas las personas, a nuestro alrededor, que, hoy en día, conducen un vehículo adaptado. Además, en España, hay cuatro millones de personas con discapacidad, es decir, más del 8,5% de la población y en uno de cada cinco hogares (el 20% del total) vive al menos una persona con discapacidad. Esta cantidad, evidentemente, eleva en mucho el número de potenciales usuarios y/o conductores de un vehículo adaptado.

100.000 vehículos adaptados

Y es que, según datos de la DGT (Dirección General de Tráfico) por las carreteras y calles españolas circulan unos 100.000 vehículos adaptados para personas que padecen algún tipo de discapacidad. Estos vehículos o son conducidos, o son el medio de transporte, por personas (o de personas) que tienen algún tipo de afectado alguno de los miembros de su sistema locomotor… lo que, evidentemente, les impiden conducir un vehículo convencional, de serie. En estos casos, estas personas no tienen otra solución que adquirir un vehículo adaptado a las circunstancias de su discapacidad.

Homologación obligatoria

A partir de aquí, es evidente que no se puede utilizar cualquier tipo de mecanismos de conducción. Estos deben de estar homologados y ajustarse a la legislación vigente. Además, el vehículo sólo puede ser adaptado por profesionales autorizados, como los que trabajan en Rehatrans.

Hay que pasar la ITV

También se hace necesario evaluar el grado de discapacidad de la persona que va a conducir el vehículo. Este último punto se alcanza a partir de unos protocolos que, previamente, han sido diseñados para garantizar la seguridad tanto del propio conductor, como de los demás ocupantes del vehículo y el resto de los usuarios de la vía
En algunas ocasiones puede que lo que se haga es adaptar un vehículo que, previamente, ha salido de fábrica con el equipamiento de un vehículo de serie. En este caso, la adaptación se hará en un taller especializado en la adaptación de vehículos, como es el caso de Rehatrans. En estas instalaciones, el vehículo será equipado con todos los elementos necesarios para poder pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) sin ninguna contingencia.

 

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú