El hombre de Neandertal con discapacidad

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. El hombre de Neandertal con discapacidad

Ver para creer, pero así es. Un hombre de Neandertal con discapacidad fue cuidado hasta su vejez por su comunidad. De otro modo, no habría podido evitar a los depredadores y vivir así más de 40 años. Este caso data de un hombre que vivió hace unos 50.000 años.

Los restos fósiles demuestran que padeció lesiones como sordera, cojera y pérdida de un antebrazo. Interesante publicación de la revista PLoS ONE  que os contamos  a continuación.

Este análisis ha sido publicado recientemente por la revista PLoS ONE y recoge las investigaciones de Erik Trinkaus, coautor del estudio y profesor de Antropología en la Universidad de Washington en St. Louis. En él, cuenta cómo precisamente su sordera lo habría hecho presa fácil de los omnipresentes carnívoros de su entorno, obligándole a depender de otros miembros de su entorno.

Shanidar 1

Bautizado con el nombre de Shanidar 1, sus restos fueron descubiertos en 1957 durante las excavaciones en la cueva de Shanidar en el Kurdistán iraquí por Ralph Solecki, arqueólogo estadounidense y profesor emérito de la Universidad de Columbia.

Hombre prehistórico con pluridiscapacidad

En un primer análisis, los restos fósiles mostraron un fuerte golpe en un lado del rostro, fracturas varias, la amputación del brazo derecho por el codo y lesiones diversas en la pierna derecha. El fósil del Neandertal también presenta una condición degenerativa sistemática de su organismo. Más tarde, un análisis realizado en el Centro Nacional Francés de Investigación Científica sacó a la luz la sordera del Neandertal.

Anciano gracias a la solidaridad del grupo

Trinkaus y Sébastien Villotte, coautores del estudio y la investigación, señalaron en una reciente entrevista que la supervivencia como cazadores-recolectores en el Pleistoceno de los Neandertales, presentaba numerosos desafíos para aquellos que padecían algún tipo de discapacidad. Todo esto, lleva a pensar que Shanidar 1 probablemente requirió un apoyo social significativo para alcanzar la vejez (que rondaba los 40 años en aquellos días).

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú