Consejos para manejarse en silla de ruedas

  1. Inicio
  2. Movilidad
  3. Consejos para manejarse en silla de ruedas

Desde Rehatrans sabemos que, para alguien que lleva tiempo en silla de ruedas, hacer una entrada de este tipo, no tenga mucho sentido. Pero, quizá, aquellas personas que no lleven tanto tiempo en esta situación, que no sepan bien cómo manejarse bien y, quizá, les pueda ayudar tener una serie de indicaciones presentes.

También queremos dedicar esta entrada a aquellos familiares, amigos y conocidos de personas en silla de ruedas. Saber cómo actuar, nos ayudará mucho.

Ante todo es importante recordar que nadie nació sabiendo, todos somos aprendices en algún momento de la vida y que, con práctica, nos desenvolveremos perfectamente.

 

Como bajar una acera no rebajada en nuestra silla

  • Colocar la silla en posición perpendicular al escalón
  • Inclinar la silla, empujando, al mismo tiempo, con el pie, una de las barras de apoyo.
  • Empujar, con suavidad, la silla hacia el borde del escalón.
  • Bajar sobre las dos ruedas grandes de la silla.
  • Una vez que las dos ruedas grandes toquen suelo, apoyar, suavemente, las dos pequeñas.

 

Como subir  con la silla una acera no rebajada

  • Colocar la silla en perpendicular al escalón
  • Apoyar el pie sobre una de las barras de apoyo. Así se  logrará inclinar la silla hacia atrás y levantar las ruedas pequeñas.
  • Poner las ruedas pequeñas sobre la acera.
  • Subir la silla, levantando las ruedas grandes traseras.
  • Subir escaleras
  • Antes de proceder con esta maniobra subir, conviene recordar que las manos del ocupante de la silla, no deben estar en las ruedas.
  • Siempre que sea posible colocaremos un cinturón de seguridad o similar para inmovilizar a la persona asistida en la silla.
  • Se sitúa la silla de ruedas de espalda a la escalera.
  • Una persona se colocará unos escalones más arriba de la silla y cogerá fuertemente las asas de la misma, presionando hacia abajo hasta colocar la silla a dos ruedas.
  • La otra persona, se situará delante de la silla y la cogerá por los pedales, procediendo a subirla, deslizándola por los escalones, nunca a pulso.

 

Bajar escaleras con la silla de ruedas

  • Siempre que sea posible colocaremos un cinturón de seguridad o similar  para  inmovilizar a la persona asistida en la silla.
  • Situaremos la silla de cara a la escalera.
  • Una persona se colocará en los escalones inferiores, cogiendo la silla por los pedales delanteros, mientras que la otra persona se situará en la parte superior, sujetando las asas de la silla.
  • Cuando el cuidador que esté en los pedales, los eleve hasta colocar la silla a dos ruedas, el otro cuidador estará presionando las asas hacia abajo ayudándolo en este movimiento.
  • Por último, se procederá a deslizar la silla escalón por escalón y nunca a pulso.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú