Corriendo por la Esclerosis Múltiple: un reto con mucho corazón

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Corriendo por la Esclerosis Múltiple: un reto con mucho corazón

“La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurológica crónica que afecta al sistema nervioso central y que es autoimunitaria. En España hay 46.000 personas afectadas y una de ellas es mi madre”. Así empieza el relato de Eric Domingo, un joven atleta de Barcelona que se ha propuesto un reto: correr la Marató de Barcelona empujando la silla de ruedas de su madre.

El valor añadido al reto:  intentar hacerlo en un tiempo entre las 3h15 y las 3h30. Esto supone una media de menos de cinco minutos por kilómetro recorrido.

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad que afecta al sistema nervioso central y es auto inmune. Su particularidad es que es el propio sistema inmunitario el que va destruyendo poco a poco la mielina, repercutiendo así en la interrupción de la comunicación neuronal. De esta forma, va provocando fatiga, debilidad, trastornos visuales y reduciendo poco a poco la movilidad del paciente.

42km corriEMdo: Origen del Reto

Todo comenzó cuando Eric, apasionado del deporte y las motos, descubrió hace tres años la existencia de una carrera solidaria que se celebra de forma anual en el Circuito de Montmeló por la esclerosis múltiple. Al conocer la noticia, no pudo faltar a la cita y corrió los 10 km. Disfrutó tanto de la experiencia pensando en su madre que, al año siguiente, decidió llevarla consigo y correr esos kilómetros con ella.

La experiencia fue muy gratificante para todos. Tanto que al año siguiente todos los compañeros del equipo de Eric decidieron acompañarles y convertir esa carrera en una fiesta. Así, cuando su madre se encontró con todos estos atletas corriendo con ella, se emocionó muchísimo.

Y es que, la madre de Eric siempre ha sido una mujer de retos, valiente, luchadora y positiva. ¡Llegó incluso a ser de las primeras mujeres en participar con su moto en dicho circuito de Montmeló!

En ese momento, Eric se comenzó a plantear la idea de lanzar un reto para visibilizar la enfermedad. Y, ¿qué mejor manera de hacerlo que lanzando la noticia en el día del cumpleaños de su madre? Así, fue. Tras mucha reflexión, Eric decidió regalarle la noticia de que, juntos, recorrerían la reina del atletismo, el Marató de Barcelona, una carrera de 42.195 metros. “Es todo un reto ya que conlleva muchos riesgos físicos, tanto para ella como para mí, pero es tal la repercusión que puede tener, que vamos a hacerlo posible juntos. Juntos por la esclerosis”.

Este reto tiene un triple objetivo. En primer lugar, dar visibilidad a la enfermedad y motivar a todas aquellas personas que padezcan esta o cualquier otra enfermedad a cumplir y disfrutar de sus propias metas. En segundo lugar, recaudar fondos para la Fundació Esclerosi Multiple, para continuar con la investigación y agradecerles todo lo que hacen por personas como su madre. Y, finalmente, disfrutar con su madre en familia y amigos en una ciudad volcada en la gran fiesta.

La historia de Eric y su familia: una historia llena de amor y orgullo

“Cuando, hace 18 años, diagnosticaron a mi madre de esclerosis múltiple, lo primero que hizo mi padre fue pedirle matrimonio. No seremos ricos, tampoco famosos, pero mi familia es muy especial y hace que sólo pueda sentir orgullo de ellos”. Y es que, aunque Eric no supo de la enfermedad de su madre hasta varios años después, cuando sus padres se lo contaron, no pudo más que sentirse orgulloso de ellos. “Somos una familia, y debemos estar juntos para lo bueno y para lo malo”.

“Al principio yo no sabía nada de su enfermedad, yo era tan sólo un niño y, como sus síntomas no eran apenas visibles, decidieron esperar. Pero comenzó a sentirse cada vez más fatigada, incluso un día llegó a perder la visibilidad en un ojo… Así que tuvieron que contármelo”. Eric en aquel momento tenía 14 años, se encontraba en una edad crítica y no lo afrontó muy bien. Pero fue su propia madre la que le ayudó a sacar fuerzas para luchar juntos en esta nueva etapa que les venía a continuación.

“Desde que me lo contaron, pasaron varios años sin que viéramos una gran evolución, pero llegó el momento en el que la fatiga podía con ella. Tuvimos que mudarnos a un piso con ascensor, ya que no podía apenas salir de casa por tener que subir y bajar las escaleras de un 4º piso”. En ese momento, justo después del cambio de residencia, fue cuando la enfermedad cobró terreno. Ella dejó de montar en moto para caminar con un bastón plegable. Pasando después por una muleta a la que añadió después una segunda hasta que, finalmente, cambió por la silla de ruedas. “La moto era su pasión, cuando se agobiaba, el hecho de salir y coger la moto, le aliviaba enormemente. Mi madre siempre ha sido una mujer luchadora, fuerte y positiva. Para mí, verla dejar el casco por coger el bastón, supuso un duro golpe. Pero ella, siempre con una sonrisa en la cara, nos daba ese chute de energía y de positividad para seguir adelante”. Y es que la actitud es muy importante a la hora de enfrentarse a una enfermedad como es la esclerosis múltiple.

Finalmente, Eric quiere transmitir un mensaje para todas aquellas familias que se estén enfrentando a una enfermedad como la esclerosis: “En primer lugar, me gustaría pedirles que no se asusten. Sé que, ante una noticia como es un diagnóstico así, es algo alarmante. Pero, antes de asustarnos, debemos informarnos, con calma. También debemos apoyarnos en la familia, somos un equipo y, juntos, nada podrá con nosotros. Finalmente, más que un consejo, es una reflexión: sólo vivimos una vez. Debemos vivir cada día, a pesar de las dificultades que nos encontremos por el camino e intentar llevar una vida normal. Para ello, es bueno marcarse metas e intentar motivarse con ellas. Al fin y al cabo, es mejor intentarlo, aunque nos llevemos un chasco, que no intentarlo y quedarnos con las ganas. Recordad que las barreras las ponemos nosotros”.

Colabora con “Mi Grano de Arena”

Puedes colaborar con Eric de diferentes formas:

  • Bien ayudándoles en la difusión y visibilización de su reto
  • O bien, realizando una donación en mi grano de arena . ¡No hay cantidad mínima ni máxima!

 

Mucha suerte, ¡campeones!

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú