Una mujer iraní con discapacidad se fabrica su propia moto adaptada

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Una mujer iraní con discapacidad se fabrica su propia moto adaptada

Si ya de por sí, las personas con discapacidad se enfrentan a dificultades a lo largo de su vida, en algunos países esta situación se agrava. Y, si encima incluyes el hándicap de ser mujer, se puede volver más difícil aún.

 

Pero hay personas que luchan contracorriente. Personas como Zahara Sedighi, una mujer iraní con discapacidad que ha decidido romper todas las barreras. Una mujer que ha decidido que nada le iba a frenar.

Zahara Sedighi: una mujer con discapacidad a la que nada le frena

Quizá, para nosotros, no nos resulte algo tan espectacular, puesto que en Europa, las mujeres pueden moverse libremente, las personas en sillas de ruedas pueden acceder a casi cualquier sitio utilizando transporte público, etc. Pero, Zahara no lo tiene tan fácil, puesto que en Irán no existe este nivel de integración que tenemos en Europa (y que, aun así, es insuficiente, dicho sea de paso..).

En Irán, no hay accesibilidad para las sillas de ruedas en apenas ningún sitio. Por no hablar del transporte público… Algo prohibido para aquellos que utilizan sillas de ruedas. Pero, Zahara decidió dar un paso al frente. ¿Y qué hizo? Se fabricó su propia “moto” adaptada a sus necesidades. Una moto estilo “custom” para ser más exactos.

La historia de Zahara: de viajar dentro de una carretilla a conducir una moto custom

Zahara era una niña cuando la polio la dejó sin poder caminar. Como su familia no disponía de los recursos para adquirir una silla de ruedas, su madre la llevaba al colegio utilizando una carretilla. Posiblemente este hecho le hizo aprender que no quería depender de nadie para poder moverse libremente.

En entrevistas que Zahara ha concedido, ha declarado que en Irán no puede moverse en autobús, que no existen taxis adaptados ni medio alguno de transporte para las personas con movilidad reducida. Por eso, decidió dar un paso al frente y construirse su propio medio de transporte: una moto custom.

Para fabricarla, utilizó dos motocicletas que unió con una plataforma. Además, fabricó una rampa de acceso para poder subir con su silla y conducir desde ella.

En Rehatrans, ya os hablamos en su día de la motocicleta holandesa Huka Pendel, ¿os acordáis? Bien, salvando las distancias, en estructura, podría compararse a una Huka Pendel.

En Irán las mujeres tienen prohibido conducir

Pero, cuando parecía que lo más difícil estaba superado, llegó otra gran barrera para Zahara: ser mujer en Irán. En Irán, las mujeres tienen prohibido conducir, por lo que, aunque intentase hacerse con una licencia, se la denegaron. Algo completamente normal en su país.

Pero Zahara siguió moviéndose por la integración y la igualdad. Tanto que consiguió hacerse viral. De tal forma, el vicepresidente iraní se ha interesado en su caso, llevándolo al parlamento de su país. 

Ahora mismo Irán se encuentra estudiando la Ley de Protección Integral para personas con Discapacidad. Esta ley podría facilitarle las cosas a Zahara y a 1.300.000 personas discapacitadas que residen en el país. Esta ley habla de la mejora de los accesos y del transporte público para integrar a todos los ciudadanos iraníes, con y sin discapacidad.

Zahara seguirá sin poder obtener su licencia de conducir, pero gracias a personas como ella, la discapacidad se hace un poquito más visible. ¡Gracias Zahara!

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú