Aymane, el fútbol y los bastones: una historia de superación

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Aymane, el fútbol y los bastones: una historia de superación

Aymane, el niño de la sonrisa eterna, de la mirada inocente y el corazón enorme tenía un sueño. Desde pequeñito tenía bien claro que le gustaba el fútbol, practicar deportes y, por supuesto, conocer a uno de sus ídolos: F. Fajr, centrocampista en el Getafe CF.

Aymane es especial, desde que le conocimos en Aenilce, nos cautivó. Es de esos niños que te dan lecciones con tan sólo una mirada. Una mirada pura y sincera. Esta es la historia de Aymane.

Todo comenzó de repente

No nos lo esperábamos cuando, de repente, él apareció. Nos encontrábamos en la Fundación Aenilce finalizando una visita cuando el llegó. Con paso firme y la cabeza alta y, lo más importante, una sonrisa que deslumbraba.

En ese momento, nos sentamos a hablar con él. “Llegué aquí con tres años en mi silla, nací en Marrakesh y allí nadie podía ayudarme, desde entonces, tengo dos casas y dos familias” fue su carta de presentación. Y es que Aymane sufrió un problema al nacer que le dejó prácticamente en estado vegetativo. Hasta que conoció a los chicos de Aenilce. A partir de ese momento, su fuerza de voluntad y el buen saber de los trabajadores de la fundación hicieron que Aymane comenzara su rápido progreso.

A los tres meses, cuando tuvo que regresar a su país, Aymane sorprendió a sus padres hablando perfectamente. Hoy, habla tres idiomas a nivel nativo y es un niño al que le encanta estudiar.

Pero no todo su progreso fue ese. Aymane comenzó a levantarse de su silla, comenzó sus ejercicios y, aunque depende de unos bastones, él es capaz de caminar. Algo que, por cierto, le hace estar muy orgulloso. Porque, de mayor, le gustaría ser como F. Fajr, uno de sus ídolos y centrocampista del Getafe C.F.

Aymane cumplió su sueño: conocer a Fajr

En ese momento, lo vimos claro e iniciamos unos trámites rápidos para organizar el encuentro. ¡Ese niño tenía que conocer a Fajr!

Le grabamos un pequeño vídeo para mandárselo a los chicos del Getafe C.F.  y, la respuesta fue inmediata: SI. Tras varias llamadas, emails y whatsapp entre los chicos de Aenilce, Rehatrans y el Getafe, conseguimos cuadrar agendas para el encuentro: justo un día antes de regresar a su país a terminar el curso escolar.

Y el día llegó… Aymane venía muy nervioso, sentado en su silla, pero con los bastones guardados. A pesar de todo, quería conocer a los chicos del Getafe estando de pie. Quería demostrar su progreso y lo orgulloso que está de poder caminar. Si los nervios le dejaban, por supuesto.

Junto a él, vinieron Santi y Rocío, sus fisioterapeutas y amigos de la Fundación y su compañero Guille, el cual no quería perderse el encuentro ya que también es un gran admirador y futbolero. Ya estaba todo listo, ¡era hora de entrar!

Y allí estaban los jugadores, terminando su entrenamiento. Fueron presentándose poco a poco. Todos querían conocerle, todos habían visto su vídeo. En ese momento, tan sólo ver la sonrisa de Aymane, era suficiente para saber que, gracias a la voluntad de las tres entidades, habíamos hecho realidad la ilusión de un niño de doce años.

Fotos para Instagram, balones de fútbol firmados, camisetas del equipo, incluso zapatillas de los propios jugadores y millones de recuerdos en la mochila acompañarán a Aymane en su carrera hasta lograr desprenderse de los bastones definitivamente.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú