Beneficios de la bipedestación

Levantarse y caminar es la forma innata que tenemos los humanos para movernos, sin embargo, el perder esta función por enfermedad, accidente o por envejecimiento tiene consecuencias físicas y psicológicas. Afortunadamente, existen programas para llevar a cabo la bipedestación en estas situaciones.

El proceso evolutivo nos ha llevado a mantenernos erguidos y caminar sobre nuestras extremidades inferiores, perder esta posibilidad, puede causar dificultades añadidas.

Idoia Gandarias, cofundadora de la Clínica ortopédica Pitxuflitos, es fisioterapeuta pediátrica y técnico ortoprotésico que ha atendido más de 1.500 personas en estos últimos 10 años, nos comenta los problemas derivados de la falta de movilidad:

La falta de actividad y las malas posturas en tiempo prolongado, especialmente en momentos de crecimiento de niñas y niños, derivan en malformaciones y fracturas patológicas que imposibilitan un buen descanso y una buena digestión, complicando aún más el día a día de las personas y su entorno.

Por eso, en muchas clínicas, asociaciones y fundaciones, se llevan a cabo programas de bipedestación para poder mantener una postura erguida, que ofrece grandes beneficios, sobre todo si se ponen en práctica a edades tempranas favoreciendo también el desarrollo cognitivo y sensorial de los niños y niñas.

Estos programas tienen que llevarse a cabo de forma muy ajustada a las necesidades de cada uno de ellos, ya que algunas personas pueden requerir una ayuda mínima, mientras que otras necesitan bipedestadores, órtesis u otras tecnologías con equipamiento adaptado para conseguir la posición vertical.

Todo ello les ayuda también a poner en práctica actividades pedagógicas propias de su edad, a desarrollar el control óculo-manual además de mantener un correcto alineamiento musculo esquelético.

Estos son algunos de los beneficios de la bipedestación:

  • El favorecer un correcto desarrollo acetabular, previniendo o evitando la displasia de cadera
  • La producción de un aumento de la densidad ósea y la minimización del riesgo de fractura
  • La provocación de un estiramiento de los músculos de las extremidades inferiores y la prevención, además, de la aparición de contracturas
  • La reducción de la espasticidad
  • La consecución de una postura simétrica que evita la aparición de escoliosis por mal posicionamiento
  • La mejora de la circulación y la presión arterial
  • La mejora el control de la respiración y la voz
  • La ayuda al sistema digestivo, función intestinal y drenaje vesical
  • La mejora de la integridad de la piel al aliviarse la presión producida por la sedestación
  • La mejora el bienestar, el estado de alerta y los patrones de sueño
  • La interactuación cara a cara con los iguales (lo que mejora sus relaciones sociales)
  • La estimulación de sensaciones propioceptivas en vertical

En definitiva, en estos programas se experimentan sensaciones agradables en el cuerpo, y estas personas pueden dedicar parte de su energía a explorar el entorno desde una perspectiva diferente.

Si quieres tener más información puedes consultar la web de la Clínica ortopédica Pitxuflitos, especializada en estos tratamientos de movilidad.

Compartir en RRSS

Post relacionados