Ejercicio en silla de ruedas

  1. Inicio
  2. Ocio adaptado
  3. Ejercicio en silla de ruedas

Hacer ejercicio en una silla de ruedas -o en una silla convencional- es perfecto (y casi obligado) para todas las personas que tienen algún tipo de discapacidad física. En este artículo os dejamos unos cuantos consejos para empezar a practicar.

Mejorar postura y reducir el dolor

Los ejercicios cardiovasculares y de flexibilidad nos ayudarán a mejorar la postura y sobre todo, a reducir el dichoso dolor de espalda. Además, cualquier ejercicio en una  silla puede ayudar a aliviar las llagas del cuerpo causadas al permanecer sentados en la misma posición durante largos períodos de tiempo.

Inmovilizar la silla

A la hora de elegir una silla, a ser posible habría que optar por una que permita mantener las rodillas curvadas 90 grados cuando se esté sentado. Eso si, debemos prestar mucha atención pues  habría que activar los frenos con seguridad o inmovilizar de alguna otra manera la silla, si no queremos sufrir algún accidente evitable.

A partir de este punto, dos consejos útiles:

1. Si se sufre de presión arterial alta, sería recomendable comprobarla antes de los ejercicios y evitar en la medida de lo posible, la carga de pesos muy elevados.

2. Si se están tomando medicamentos para la diabetes, habría que comprobar el nivel de azúcar en sangre antes y después del ejercicio a fin de evitar una posible hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

Elevar el ritmo cardiaco y quemar calorías

Realizar una serie de movimientos repetitivos mientras se permanece sentado ayudará a elevar el ritmo cardíaco y a quemar calorías. Esto mismo sucede con muchos ejercicios de entrenamiento de fuerza cuando se realizan a un ritmo rápido con un alto número de repeticiones. De hecho, cualquier movimiento rápido y repetitivo ofrece beneficios aeróbicos, a la par de ayudar a aflojar las articulaciones rígidas.

Uso de la banda elástica

Utensilio especialmente útil para que las personas con discapacidad hagan ejercicio físico. En cuanto a su uso, habrá que pasar una ligera banda de resistencia por debajo de la silla. Hecho esto, podemos realizar una serie de ejercicios de resistencia, tales como prensas de pecho. Se harán 20 ó 30 repeticiones por ejercicio, para luego ir aumentando gradualmente… tanto en número de ejercicios, como en repeticiones y tiempo total de entrenamiento. Esto se irá haciendo paulatinamente, a medida que el nivel de resistencia mejora.

Compartir en RRSS

Post relacionados

Suscríbete a nuestro Blog

Subscribirse a el blog
Menú