Descubre Holanda en Silla de Ruedas

  1. Inicio
  2. Ocio adaptado
  3. Descubre Holanda en Silla de Ruedas

Cuando nos planteamos embarcarnos en un viaje, son muchas pautas las que debemos valorar. Si el país utiliza la misma moneda que nosotros o si necesitamos cambiar dinero, si hablan inglés, si necesitamos de guías turísticos o podemos movernos libremente o si su gastronomía y cultura nos gusta para pasar unos agradables días allí. Pero, cuando tenemos movilidad reducida, además de esos factores, el tema de la accesibilidad se torna imprescindible.

Por eso, hoy vamos a hablaros de un país que está muy avanzado en materia de accesibilidad y, lo mejor, en tolerancia y empatía: Holanda.

Holanda: el país de las flores y los colores

Holanda es un país lleno de contrastes y llanos paisajes. Cada ciudad y pueblo tienen su sello holandés pero, a su vez, no dejarán de sorprenderte por sus detalles. Sus canales de aguas azules, sus callejuelas donde perderse, sus museos y tesoros por descubrir… Es un pequeño país que tiene grandes sorpresas que aportarnos.

Y, lo mejor, Holanda es un país muy tolerante, donde sus gentes son conocidas por su simpatía y su amabilidad. Mentalidad holandesa la llaman… El caso es que, debido a su forma de ser y de pensar, hoy día podemos decir que Los Países Bajos están totalmente adaptados para ser recorridos sin problemas en silla de ruedas. Además, gran parte de sus hoteles cuentan con todos los servicios adaptados, el transporte público es accesible y podremos encontrar gran cantidad de excursiones y actividades que poder realizar tengamos o no discapacidad y/o movilidad reducida.

Además, es un país que podremos redescubrir en cada época del año debido a sus grandes atracciones, como sus mercadillos navideños en invierno o sus jardines floreciendo en primavera.

Por ello, te proponemos 5 planes que hacer allí, en el país de las flores. ¡Anímate!

Top 5 de los mejores lugares que visitar en Holanda en Silla de Ruedas

1. Amsterdam

No podía ser otra forma, la capital del país es de visita obligatoria en nuestro viaje. Pudiendo acceder fácilmente en transporte público accesible desde el aeropuerto de Schipol, Amsterdam es una fantástica ciudad que recorrer en silla de ruedas. Conocida como “la Venecia del Norte” y con un casco antiguo Patrimonio de la Humanidad, podremos encontrar 90 islas, más de 150 canales y 1280 puentes. Aunque en el casco viejo podamos encontrar calles adoquinadas, la mayoría de los establecimientos y puntos de interés están adaptados y, siempre podremos circular por el carril bici. Eso sí, ojo con las bicis, no debemos olvidad que allí tienen prioridad 😉 Además, podremos movernos en tranvía sin problemas o solicitar un taxi adaptado.

Como planes en Amsterdam, os recomendamos el accesible Museo Van Gogh, la famosa Plaza Damm, el célebre barrio rojo y, si nos sobra tiempo, dar un paseo en barco adaptado por sus canales.

2. Keukenhof

Keukenhof es uno de los mayores jardines de flores del mundo. Conocido como “El Jardín de Europa”, Keukenhof es un enorme parque lleno de tulipanes de todos los colores y clases donde floristas de todo el mundo exponen sus tulipanes. Diseñado por un famoso arquitecto paisajista holandés en 1830, el parque, aunque cuenta con estrechos pasillos, sí que nos deja gran cantidad de espacio para poder disfrutarlo desde nuestra silla de ruedas.

Además, ofrecen visitas guiadas específicas para personas con discapacidad y mayores.

3. Efteling

Conocido como “El Bosque de los Cuentos” (Sprookjesbos), Efteling es el parque temático más importante de Holanda. Además, datado de 1952, se dice que es el más antiguo de Europa. Efteling comenzó siendo un parque donde pasear entre cuentos. Donde poder ver la torre de Rapunzel o a los hermanos Gretel, entre otros. Pero, poco a poco, fue creciendo hasta convertirse en un moderno parque de atracciones que atrae anualmente a millones de visitantes de todas partes.

El parque se Divide en varias zonas, entre las que se encuentran la de los cuentos (Marerijk) y las zonas de atracciones. Además, es accesible a silla de ruedas. No existen barreras y en todas las atracciones se indica su uso para niños o adultos en silla.

4. Rotterdam

A la hora de hablar de una ciudad multicultural y de contrastes, Rotterdam es la primera que se me viene a la cabeza. Una ciudad vieja y nueva. Moderna y clásica. Tradicional y de vanguardia… Rotterdamm fue bombardeada en la II Guerra Mundial, por lo que quedó destruida prácticamente en su totalidad. Es por ello que su arquitectura es totalmente diferente al del resto del país. Edificios que desafían a las leyes de la gravedad, colores llamativos, puentes interminables..

Pasear por la ciudad en silla de ruedas es bastante sencillo ya que, salvando zonas antiguas y alguna calle adoquinada, el resto es de nueva construcción. Así, casi todas las aceras están rebajadas y no se cuentan los desniveles.

En Rotterdam te recomendamos visitar la Torre Euromaster, las famosas Casas Cubo y pasear por el enorme puerto.

5. Kinderdijk

Situado a tan sólo 25km de Rotterdamm, Kinderdijk es un enorme parque lleno de los más típicos molinos de viento holandeses. Con 19 molinos, Kinderdijk está declarado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Y no es para menos, una vez allí, mires por donde mires, verás una auténtica imagen de postal holandesa.

Además, esta zona está situada por debajo del nivel del mar, donde el agua circula a través de unas enormes reclusas y los molinos drenan la tierra. Y, ¡es totalmente accesible para silla de ruedas! Eso sí, no olvides llevar una chaqueta, suele hacer viento… 😉

Compartir en RRSS

Post relacionados

Menú